Cheesecake de Limón

Cheesecake de Limón (Tarta de Limón)
Receta Casera de Cheesecake de Limón sin Horno

El Cheesecake o Tarta de queso es una receta originaria de la Grecia Antigua, aunque antiguamente no se preparaba como se hace hoy en día. Debido que el queso crema fue inventado en 1872 por el lechero estadounidense llamado William Lawrence quien accidentalmente intentaban desarrollar un queso francés llamado Neufchatel. Tiempo después, en el año 1880 William Lawrence distribuye el queso crema en envoltorios de papel aluminio bajo el nombre de su empresa llamada Imperio, pero luego la empresa Kratf Foods lo comienza a comercializar bajo el nombre de Philadelphia. A continuación te presentaremos cómo es la preparación del Cheesecake de Limón sin horno de manera fácil y rápida.

Tipo: Postre

Cocina: Europea

Palabras claves: Pastel de queso, Tarta de queso, Cheesecake con leche condensada

Tiempo de preparación: 30M

Ingredientes de la receta: 1 Taza de Galletas María finamente triturada. 130 gr de Mantequilla derretida. 450 gr de Queso Crema. 200 gr de Crema de leche (crema para batir o nata). 1 Lata de Leche Condensada. 80 ml Jugo de Limón. 1 Cdta de Vainilla. La ralladura de un limón. Nota: Es necesario que la crema de leche esté bien fría para poder batir.

Instrucciones de la receta:

Paso 1: En un bowl agrega la galleta finamente triturada y la mantequilla derretida y revuelve hasta que se integren.

Paso 2: Con la ayuda de un molde desmontable (springform pan), añade la mezcla anterior y presiona la mezcla hasta el fondo, esta será la base del cheesecake.

Paso 3: Llévalo al congelador por 10 minutos, mientras sigues preparando el resto del cheesecake.

Paso 4: Aparte en un bowl, añade el queso crema, la leche condensada y bátelo por 3 minutos hasta que este cremoso.

Paso 5: Luego añade el jugo de limón, la ralladura de limón, el extracto de vainilla y continúa batiendo hasta que esté bien mezclado y con una consistencia cremosa.

Paso 6: En otro Bowl, agrega la crema de leche y bate hasta formar picos.

Paso 7: Agrega la crema de leche batida a la mezcla anterior y con ayuda de una espátula de silicona revuelve hasta que todo quede bien integrado y cremoso.

Paso 8: Saca el molde del congelador y vierte la mezcla en el molde. Con ayuda de la espátula de silicona alisa la parte superior para que quede perfecta.

Paso 9: Refrigera en la nevera de 4 a 6 horas y luego sirve decora a tu gusto.

Opcional: De manera opcional puedes preparar la capa superior amarilla, colocando en una olla a fuego lento: 50 ml de agua, 50 gr de azúcar, 100 ml de jugo de limón, 4 gr de gelatina sin sabor (grenetina), 1 gota de colorante amarillo y revuelve por 3 minutos hasta que todo se integre.

Opcional: Una vez listo, apaga el fuego, deja que se enfríe para poder agregarla como cobertura superior, refrigera por 1 hora más y listo.

Puntuación del editor:
5

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *